Fuet de jabalí a las finas hierbas

Precio:3,75

150g

Seleccione la cantidad
SKU: JB054 Categoría: Product ID: 1068

Descripción

¿Qué es el fuet?

Antes de hablar del maravilloso fuet de jabalí a las finas hierbas tenemos que aclarar, ¿qué es el fuet?:

El fuet es de los embutidos más populares de nuestra gastronomía y de toda la gastronomía mediterránea. Pero sin duda alguna donde es el embutido por excelencia es en la gastronomía catalana.

Es un embutido que se suele consumir en crudo. Es ideal para tapas, aperitivos, bocadillos e incluso para condimentos en algunas comidas o para agregar un toque especial en ensaladas y guarniciones.

La forma del fuet es recta, y tiene un diámetro que varía entre uno y dos dedos. Su nombre proviene de la palabra catalana “fuet” que en castellano significa látigo.

¿Cómo se come el fuet?

A pesar de que el fuet está entre los embutidos favoritos de nuestra gastronomía. Cuando hay que ponerlo en el plato surge la eterna discusión: Con o sin piel, fino o grueso corte recto o al bies.

A continuación vamos a dar unas pequeñas pautas para poder degustar fuet correctamente:

En lo que se refiere a la piel, el principal aspecto a tener en cuenta es la tripa, si es fuet embutido con tripa natural o con tripa sintética. Si está embutido con tripa sintética es recomendable retirarla. En nuestro caso nuestro fuet de jabalí a las finas hierbas está embutido con tripa natural por lo que si hay que comerlo con piel o sin piel dependerá del gusto del consumidor. Aunque en el caso del fuet a las finas hierbas recomendamos comerlo con piel para así disfrutar al 100% de las finas hierbas que lo recubren.

Y en cuanto a si hay que comerlo fino o grueso y el tipo de corte también dependerá mucho del gusto de cada uno. Lo que sí que es cierto que a la hora de presentarlo en un plato quedará siempre mejor con un corte fino y al bies (inclinado o en diagonal).

En lo que no hay ninguna duda es que el fuet de jabalí a las finas hierbas es el embutido ideal para tener en casa. Pues es práctico para cualquier situación: Para un aperitivo, un pequeño tentempié para recibir visitas, meriendas o para realizar un pequeño asalto cuando el hambre repentina “aprieta”.

El fuet de Jabalí a las finas hierbas

Disponemos de unos de los mejores embutidos de jabalí dado que se realizan con las mejores materias primas y se producen en un entorno con un clima único. Se consigue un toque especial en este fuet de jabalí añadiéndole finas hierbas. Este ingrediente consigue darle un matiz que nos trasladará de un solo bocado a lo más profundo de los montes universales, sin dejar un solo paladar indiferente.

El fuet de jabalí a las finas hierbas se produce con los jabalíes de la reserva de caza de los montes universales, son animales que se crían de manera 100% salvaje, y alimentados con los pastos silvestres de la sierra de Albarracín. De esta forma se obtiene una carne muy rica en proteínas y minerales y con una ausencia prácticamente total de grasas.

Uniendo la calidad de esta materia prima con el clima único de la localidad de Bronchales a 1573 metros de altitud, con inviernos muy fríos y secos y veranos muy suaves, se consigue un embutido de jabalí de una calidad superior que agradecerá nuestro paladar.

Por lo que recomendamos comprar este fuet, ya que les hará disfrutar de su maravilloso sabor, y si además lo acompañan junto a un buen vino, un delicioso queso de la sierra de Albarracín, o cualquier otro embutido de los que les ofertamos. ¡El placer será infinito!

Marca

Jamones Bronchales

Jamones Bronchales

Jamones Bronchales, el secadero de jamón más alto del mundo.

El secadero de Jamones Bronchales está situado en la localidad turolense de Bronchales. A una altura de 1.573m es el secadero de jamones más alto de España y con total seguridad también el más alto del mundo. El de Jamones Bronchales es un secadero “de los de antes”.  A pesar de que cuenta con unas modernas instalaciones los jamones de Bronchales, así como todos los productos que aquí se elaboran son productos elaborados de forma totalmente artesanal. A pesar de que la empresa de Jamones Bronchales naciese en el año 1999, cuenta con una experiencia de más de 50 años. Puesto que la de ahora no es la primera generación de esta familia que se ha dedicado a la elaboración de jamones serranos.

La filosofía de lo artesano “por bandera”

Bronchales es una localidad sita en la provincia de Teruel, concretamente en la comarca de la Sierra de Albarracín. En el mundo rural la vida se vive de una manera distinta a la del resto de sitios. Aquí hay más tiempo para todo, y es precisamente como se elaboran los productos en Jamones Bronchales, con tiempo, es decir, despacio y dándole a cada proceso todo el tiempo que necesita. Todo el proceso se realiza de manera manual y con productos y elementos naturales. En Jamones Bronchales cada jamón es tratado de manera individual y de forma artesanal. Desde el pesado inicial para conocer la cantidad de sal que necesitará cada jamón hasta el etiquetado final de los jamones para enviar a venta.

El viento que cura.

El entorno de la Sierra de Albarracín donde se encuentra el secadero de Jamones Bronchales es un lugar idílico. Y esto se debe a varios motivos como son sus paisajes, pueblos, flora y fauna. Es una zona con un altísimo valor ecológico, uno de los mayores exponentes del bosque mediterráneo. Pero si por algo se caracteriza la sierra de Albarracín es por su clima. Se caracteriza por tener un clima muy frio y seco, llegando en invierno a temperaturas de hasta -20ºC. Sus veranos se caracterizan por ser suaves y sin llegar a tener unas temperaturas muy altas. Sin duda el hecho de que sea un clima muy seco es el que más influye en la elaboración de los jamones del secadero de Jamones Bronchales. Esto se debe a que las ventanas del secadero se encuentran orientadas hacia el norte de la Sierra de Albarracín. Y es desde el norte desde donde sopla el cierzo. El cierzo es un viento de componente norte que se no tiene nada de humedad, y es el aire perfecto para la curación de los jamones. Es este viento el que permite a los jamones de Jamones Bronchales que se curen como lo tiene que hacer un jamón de calidad, despacio y de dentro hacia fuera. Por otro lado el aire con el que se curan los jamones de Bronchales es un aire con uno de los niveles de contaminación más bajos de España. Y gracias a este secado totalmente natural con la ayuda del cierzo se consigue un jamón con unos sabores que se diferencian a los del resto de elaboradores. Es un jamón más suave y menos salado, y por consiguiente mejor para la salud. Y a esto hay que añadirle que debido a que el jamón se cura de dentro hacia afuera se consigue que más de un 60% de su grasa sea insaturada o saludable.

 El jamón de Teruel

No se puede, o no se debe hablar del jamón serrano y no hablar del jamón de Teruel. La Denominación de Origen “Jamón de Teruel”, se consiguió en el año 1984 y fue la primera Denominación de Origen de Jamón en España. El calificativo de Jamón de Teruel, no solo quiere decir que un jamón ha sido elaborado en Teruel, sino muchas cosas más. Como por ejemplo que ese jamón se ha curado en un secadero que está como mínimo a una altura de 800m. En el caso del secadero de Jamones Bronchales, este estándar de calidad se cumple de manera sobrada, pues se encuentra casi al doble de lo exigido 1573m. Si quieres conocer más sobre el Jamón de Teruel, entra en el siguiente artículo: Jamón de Teruel

No todo es jamón

En Jamones Bronchales paradójicamente no todo es jamón. En el secadero de jamones de Bronchales además de jamones se elabora una gran cantidad de productos, aunque eso sí, ligados al cerdo. A parte del Jamón Blanco, el afamado Jamón de Teruel, el Jamón Ibérico de Cebo y el Jamón Ibérico de Bellota, en el secadero también podréis disfrutar de lomo embuchado, sobrasadas, patés, cabezada de lomo, cecinas y una amplia variedad de productos. https://youtu.be/hROLchLqPC8

Información adicional

Peso 0.15 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.